«Una tarde, en lo más riguroso del verano, en el sopor desesperante de no saber qué hacer, pues había concluido ya todas mis tareas, se me ocurrió sentarme en el patio de casa y, en soledad, ver caer la tarde», así declara el autor haber comenzado el presente libro. Un espectáculo admirable se abrió a sus ojos. Los pájaros dieron paso al croar de las ranas y éstas a los grillos, en una admirable sinfonía. Y todo fue sucediéndose acompasadamente desde el aplacarse de las aguas en las acequias al despuntar de las primeras estrellas, más el rumor de los árboles justo al momento de ponerse el sol. Tan solo eso es el presente libro, una serena meditación donde se engarzan recuerdos mientras se va el día, y en el que la tarde se cobra realidad de Humanidad desfalleciente, al tiempo que se tributa un homenaje de desagravio a la Naturaleza, en un mundo donde el ser humano ha traspasado todas las fronteras ecológicas. Juan Delgado (Campofrío,1933), patriarca de las Letras onubenses, en prólogo al presente libro, afirma, entre otras razones, que «tiene su poesía una vocación magistral en la renovación del lenguaje poético», añadiendo que «todo habla en secreto y cálido lenguaje».


índice de obras del autor